Leyenda con perros

casa de los perros

La Casa de los Perros, una leyenda jalisciense llena de misterios por resolver. 

La Casa de los Perros

Hola, mis queridísimos pet lovers. ¿Habéis oído hablar de la famosa Casa de los Perros? ¿No? Pues se trata de una hermosa finca colonial, de esas que se construían con pesados materiales para albergar numerosas familias de acaudalados comerciantes de antes.

La construcción ubicada en el Paseo Alcade (Guadalajara, Jalisco) más que por sus enormes dimensiones y vetusta elegancia resalta por los dos sabuesos de piedra que flanquean alertas la fachada de esta histórica residencia. 

Y, claro, por las leyendas que han suscitado. Una de ellas dice que durante el lapso que estuvo abandonada todo visitante o prospecto comprador salía despavorido (blanco del susto) al ver que las esculturas de canes cobraban vida y los ahuyentaban a ladridos. 

Cuenta la historia, además, que dichos perros fueron traídos de Nueva York a petición de Ana González, la joven segunda esposa de don Jesús Flores, próspero cafetalero de 70 años que fue dueño de la finca allá por 1900.   

casa de los perros

Atracción turística

Durante el tiempo que duró el matrimonio Flores-González, la casa vivió una especie de esplendor: sus habitaciones se llenaron de lujos, y recibían ilustres visitantes, pero a la muerte de don Jesús la casona se volvió más bien lúgubre y llena de actividad paranormal, por lo que la joven viuda y sus criados tuvieron que abandonarla.  

El día de hoy este espacio se convirtió en un museo de periodismo y artes gráficas en honor al primer uso que se le dio a la finca (fue la primera imprenta de la ciudad). Pero, ciertamente, no gozaría de su encanto turístico si no fuera porque los dos perros ─al parecer weimaraners─ engalanan y dan de qué hablar a los habitantes de esta ciudad amante de los perros. Para más historias  y consejos de crianza, no olvides descargar la app.

 

 

Juan Carlos Cruz │

 

One thought on “Leyenda con perros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *