Mascotas y magia

mascotas

Muchas personas asocian a las mascotas con la buena suerte y la magia.

Mascotas como talismanes

La primera acepción del significado de la palabra mascota dice “persona, cosa o animal que sirve de talismán, que trae buena suerte”. El término talismán, en el mismo DRAE, solo tiene una: “objeto, a veces con figura o inscripción, al que se atribuyen poderes mágicos”.

De las muchas definiciones de magia que hay en los diccionarios físicos o virtuales, la que mejor se adapta para enfatizar el encanto de nuestras mascotas es la del poeta André Bretón.

La magia, para él, “engloba el conjunto de operaciones humanas cuyo fin es dominar imperiosamente las fuerzas de la naturaleza mediante el recurso a unas prácticas secretas de carácter más o menos irracional”.

Más aún: abundan las leyendas, mitos, películas e historias de mascotitas mágicas que los papás contamos y programamos para aleccionar a los niños y para inducirlos a ser buenos, obedientes y felices.

mascotas

Una mascota mágica

A mi niña de tres años, especialmente imaginativa y particularmente amorosa con los gatos y los perros, solía platicarle un cuento de Cortázar, “Carta a una señorita en París”, acerca de un señor que vomita tantos conejitos que luego ya no sabía qué hacer con ellos.

Le encantó el cuento y, después, con su vocecita zalamera, me dijo: “papi, quiero un conejo, ¿puedo tener uno?”. Aunque, como salido de una chistera, se lo conseguí, aún no logro hacer magia, vale decir, dominar imperiosamente las fuerzas de la naturaleza mediante prácticas secretas de carácter más o menos irracional.

Pero cuando la veo contenta, jugando y haciéndose responsable del conejo, pienso que aún cuando estamos rodeados de tecnología y de avances científicos, una soterrada parte de nosotros sigue siendo como esos ancestros que creían que los astros, los elementos de la naturaleza y los animales eran esencialmente mágicos.

 

Por Juan Carlos Cruz │

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *